Dieta y ácido úrico


¿Es verdad eso de que la dieta baja en purinas ayuda a prevenir los niveles de ácido úrico en sangre?

Las causas que producen una elevación de la concentración de ácido úrico en sangre son:

1) Aumento de la producción de ácido úrico: psoriasis, anemias hemolíticas...

2) Aumento de la ingesta en la dieta a través de las purinas: hígado, sardinas, anchoas, alcohol, mejillones, espárragos...

3) Disminución de la eliminación (la causa más frecuente), suele ser hereditaria o en pacientes que reciben tratamiento con diuréticos o que consumen alcohol (el alcohol produce ácido láctico que bloquea la eliminación de ácido úrico a través del riñón).


Cuanto mayor es el grado y la duración de la hiperuricemia, mayor es la probabilidad de desarrollar gota. La gota es la conocida enfermedad de los reyes, la cual se creía que era producida por la ingesta abundante de carne de res, mariscos y alcohol, productos que antiguamente estaban al alcance de los más ricos (de ahí que aún se la conozco como la enfermedad de los reyes).


¿Quién no ha escuchado hablar de las restricciones alimentarias para las personas que padecen de niveles elevados de ácido úrico en sangre?


Este artículo publicado en el British Medical Journal viene a confirmar que en los pacientes que sufren niveles elevados de ácido úrico en sangre NO es tan importante la dieta, dado que una dieta muy baja en purinas (sustancias que se transforman en ácido úrico) consigue modificar en el mejor de los casos 1 mg/dl (es decir que si tus niveles de ácido úrico en sangre son de 10 mg/dl, con una dieta estricta conseguirías bajar ese ácido úrico como mucho a 9 mg/dl).


Con la hiperuricemia es primordial mantener el tratamiento con pastillas con un objetivo claro en función de si hay antecedentes de gota o no, dado que la hiperuricemia mantenida es un claro factor de riesgo cardiovascular (entre otras cosas).


Consulta tus dudas en: www.docline.es/dr-david-jose-palao-serrano